Saturday, Sep. 22, 2018

enesde

Muchos compradores ya piensan en verde – Y a otros todavía les queda mucho!

Escrito por:

|

febrero 1, 2012

|

Categoria:

Si el cambio climático fue la mayor preocupación global de la primera década del nuevo milenio, la supervivencia económica se ha convertido en la temática ineludible de la segunda década. ¿Pero son incompatibles las dos preocupaciones? ¿Cuando miramos al futuro y visualizamos una vida mejor, no debería ser una parte integral de nuestra visión el impacto que tienen nuestras viviendas sobre el planeta?

De hecho, Mallorca es un lugar ideal en el que emprender dicho debate. Es un micro-mercado inmobiliario, a la vez parte de España y una isla con una mezcla internacional única. Dispone de una diversa variedad de compradores: desde residentes locales hasta extranjeros en busca de un modesto hogar de vacaciones, estrellas del pop, actores de la gran pantalla y empresarios de actitud discreta.

¿Piensan en verde cuando se disponen a firmar sus cheques?

La respuesta, según una encuesta realizada por abcMallorca entre agentes inmobiliarios parece ser que mientras sí existe una clara tendencia entre los compradores por ser más respetuosos con el medio ambiente, sigue sin estar entre sus prioridades. En otras palabras, es agradable y merece la pena, pero no es esencial.

‘‘Las consideraciones medioambientales suelen tomar una variedad de formas,’’ dice Daniel Chavarria Waschke, director general de Engel & Völkers sudoeste. ‘‘En los últimos años, por ejemplo, ha habido una marcada tendencia hacia el uso de material tradicional, natural y local, no sólo porque es mejor para el medio ambiente, sino porque además es muy agradable estéticamente hablando.

‘‘También se usan de cada vez más los paneles solares como suministro único o suplementario de energía. Y por supuesto son obligatorios en todos los edificios nuevos en España desde 2007.
‘‘Y dada la presión a la que está sometida el suministro de agua de la isla, los compradores también están siendo más cautelosos a la hora de encontrar suministros adicionales de agua para el riego de sus jardines, por ejemplo, para así evitar el tener que usar agua potable. Éstas son cosas que realmente tienen mucho sentido.’’

¿Y es una nacionalidad en particular más respetuosa con el medio ambiente que las demás? Según el colega de Chavarria Waschke, Reiner Fischer, el socio de licencias de Engel & Völkers en el nordeste de la isla, los compradores alemanes, junto con los británicos, los compradores más importantes del mercado mallorquín, suelen ser los más eco-conscientes.

‘‘En mi experiencia, los alemanes son los compradores más dados a solicitar información detallada sobre las credenciales ecológicas de una vivienda,’’

dijo en una entrevista con abcMallorca. ‘‘Quizás es por el movimiento ecológico que ha existido en Alemania durante ya varios años, que ha hecho que la gente en general esté más concienciada.’’

Andreas Dinges, director general de Private Property Mallorca, comparte la opinión que mientras a los compradores les suele gustar la idea de ser más respetuosos con el medio ambiente, no siempre es una de sus prioridades, a menudo por razones puramente prácticas.

‘‘Vendemos apartamentos en el casco antiguo de Palma, por ejemplo, y allí es muy difícil usar paneles solares, por muy fuerte que sea el cometido del propietario hacía el medio ambiente. Allí las opciones ecológicas son muy limitadas. ’’
‘‘De la misma manera, si vendemos un apartamento en el Pedro Otzup resort, suele ser porque al comprador le atrae el estilo arquitectónico único de Otzup, y las consideraciones medio-ambientales, aunque sí figuran hasta cierto punto, no están entre sus prioridades.’’

Sin embargo, comparte la opinión de Daniel Chavarria Waschke, que dice que las consideraciones medio-ambientales se hacen realmente importantes cuando los compradores eligen inmuebles como las fincas tradicionales, con la intención de restaurarlas a su gusto.

‘‘La venta de este tipo de inmuebles no es nuestra actividad principal, pero está claro que aquí es donde cambia el equilibrio: los compradores quieren realizar cambios importantes, ven una oportunidad única para realizar esos cambios de manera respetuosa con el medio ambiente, y así lo hacen. ’’

El Arquitecto John Wolfendale de EcoVida International, en Granada, comenta que la mayoría de compradores buscan inmuebles ‘verdes’ aun sin darse cuenta de que lo hacen.

‘‘A menudo se trata de una cuestión de idioma,’’ dijo Wolfendale en una entrevista con abcMallorca. ‘‘Buscan comodidad; en otras palabras buscan materiales y sistemas que mantengan el calor en invierno y que refresquen en verano. El confort en estos términos significa la eficiencia energética, desde el aislamiento hasta la calefacción, el acondicionamiento solar y sistemas de energía renovable.

La eficiencia energética puede ser, y a menudo es, lo mismo que la comodidad.

‘‘También son muchos los que creen que van a tener que pagar más (alrededor de un 30 % más) por la eficiencia energética, pero esto no es cierto. Pagas más por la calidad. Y la calidad en realidad significa una cuidada selección de materiales y un buen diseño. Puede tratarse de coger un chalet barato e incómodo y convertirlo en un hogar cómodo, agradable y energéticamente eficiente, algo que hacemos muy a menudo. ’’
Y aun así es inevitable que haya conflictos entre el ser más respetuoso con el medio ambiente y conseguir el progreso económico que se necesita para que toda la comunidad se beneficie.

Hablemos por ejemplo de las recientes estadísticas del Instituto de Estudios Turísticos en Madrid, que nos han revelado que casi una quinta parte de los 32,2 millones de pasajeros que volaron a España con compañías de bajo coste entre enero y octubre de 2011 aterrizaron en Palma.
5,9 millones de pasajeros pasaron por el aeropuerto de Palma durante esos diez meses, 12 por ciento más que en 2010.
La cifra equivalente para las islas como conjunto fue de 7,6 millones, 14 % más que en 2010.
Las llegadas a Palma mediante compañías aéreas tradicionales fueron de poco más de 2 millones durante los mismos 10 meses, 8,4 % más que en 2010, cifra que sigue siendo inferior a una décima parte de las 23,7 millones de personas que usaron aerolíneas tradicionales para volar a España.

Estas cifras son una buena noticia para el mercado inmobiliario local, dice Stephen Dight, director general de Mallorca Sotheby’s International Realty, porque

‘‘una mejora en las cifras turísticas suele preceder un incremento en los precios del mercado inmobiliario.’’

Encontrar un equilibrio entre el coste y el beneficio en el debate medioambiental sigue siendo difícil, como vimos en la Cumbre del Clima celebrada en Durban en diciembre y como seguramente veremos en la Cumbre de la Tierra a celebrarse en Rio en junio. Quizás la respuesta en Mallorca sea que, a medida de que se va recuperando el mercado, también hay ir concienciándose sobre el medioambiente, incluso en el sector más alto del mercado.


Comparte Este Artículo

Artículos Relacionados

Acerca del autor

Peter Cluskey

Peter Cluskey

An Irish journalist who worked for some years as a war correspondent for the national television station in Ireland – RTE. In recent years, he has specialised in writing about the real estate market worldwide – focusing particularly on the luxury second home destinations. He is a sought-after contributor to a number of international property publications, based on his reputation for well-researched and excellently written articles.